PRP, Plasma Rico en Plaquetas ¿qué es? ¿para qué sirve?

Plasma Rico en plaquetas

El Plasma Rico en Plaquetas PRP o Plasma Rico en Factores de Crecimiento o Grow Factors PRGF se incluye dentro de la medicina regenerativa, es una terapia que busca la regeneración de los tejidos y órganos dañados.

 

¿Qué son los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son proteínas que se encuentran en el plasma sanguíneo, están encargados de la regeneración y reparación de los tejidos cuando sufren un daño. Están implicados en la diferenciación celular, la formación de vasos sanguíneos y la migración de las células hacia los lugares en los que es necesario activar este mecanismo de reparación.

 

¿Qué beneficios tiene el plasma rico en plaquetas?

La infiltración de plasma rico en plaquetas o PRP es un recurso biológico obtenido a partir de la sangre del propio paciente lo que hace que sea muy seguro. Al paciente se se le extrae una determinada cantidad de sangre como en cualquier análisis de rutina.

La sangre extraída se centrifuga y se somete a un procedimiento para separar los componentes sanguíneos y aislar las proteínas y los factores de crecimiento que intervienen en el mecanismo de reparación tisular que se activa cada vez que el organismo sufre una agresión por una cirugía, una lesión o un traumatismo.

El principal beneficio que tiene el plasma es la activación más eficaz y más rápida del proceso de regeneración y curación de los tejidos.

El tratamiento es indoloro, mínimamente agresivo y no provoca efectos secundarios ni rechazo, ya que se trata de un material biológico procedente del propio paciente.

 

¿Cuánto tiempo dura su tratamiento?

La experiencia demuestra una elevada tasa de efectividad del Plasma, con la reducción o la eliminación de su dolor y la mejora de su calidad de vida. La duración del tratamiento de plasma rico en plaquetas suele ser superior a los 6 meses.

 

¿Cómo se aplica el plasma rico en plaquetas?

El plasma rico en factores de crecimiento se inyecta directamente en el lugar lesionado donde se pretende que actúe.

El especialista puede ayudarse de ecografía o radiología para guiar la inyección y ser así más preciso.

Pueden ser necesarias varias sesiones de tratamiento con Plasma para completar el tratamiento y ver los resultados.

 

¿En qué zonas se puede aplicar?

Al ser el Plasma un recurso biológico obtenido a partir de la sangre del propio paciente, es tan seguro que cada día salen nuevas indicaciones.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Otros artículos que te podrían interesar

Tipos de dolor crónico

El dolor crónico está presente en el día a día de millones de personas que padecen dolores derivados de alguna enfermedad o afección que