Dolor por hernia de disco o degeneración discal

¿Qué es la hernia de disco?

Los discos intervertebrales son los amortiguadores cartilaginosos de nuestra columna, tienen un centro o núcleo pulposo suave y gelatinoso encapsulado en un anillo fibroso exterior más duro y gomoso.

La hernia de disco es una enfermedad del disco intervertebral, que ocurre cuando parte del núcleo sale hacia fuera, a través de un desgarro en el anillo fibroso, comprometiendo estructuras nerviosas cercanas.

¿Qué es la degeneración discal?

La degeneración discal es una parte natural del envejecimiento, con el tiempo todas las personas tendrán cambios degenerativos, pero no todas desarrollarán síntomas.

La enfermedad degenerativa discal es una de las causas más frecuentes de dolor lumbar crónico y dolor cervical crónico.

Los cambios degenerativos de la columna vertebral se inician en el núcleo pulposo del disco intervertebral. Las funciones normales de los discos, como son permitir movimientos y absorber las fuerzas, se pierden con las lesiones y la degeneración y esto puede producir dolor e inestabilidad.

qué es la hernia de disco

¿Por qué tengo hernia de disco?

La hernia de disco es el resultado de un desgaste natural y gradual del disco intervertebral. A medida que se envejece, los discos se vuelven menos flexibles y más propensos a desgarrarse o romperse, incluso con una tensión o torsión menor.

El uso de la espalda flexionada, en lugar de las piernas y los muslos, para levantar objetos pesados puede originar una hernia de disco. En raras ocasiones, una caída o un golpe en la espalda causará hernia de disco

La parte baja o región lumbar de la columna es el área más comúnmente afectada por una hernia de disco.

¿Por qué tengo degeneración discal?

La enfermedad degenerativa de disco es bastante común, y se estima que al menos un 30% de las personas entre 30 y 50 años de edad tendrán algún grado de degeneración del disco intervertebral, aunque no todas presentarán dolor. De hecho, pasados los 60 años, un cierto nivel de degeneración de disco es un hallazgo normal en una resonancia magnética nuclear.

El disco intervertebral apenas tiene suministro de sangre, si sufre una lesión, no puede repararla como lo hacen otros tejidos del cuerpo. 

Los principales factores que influyen en la degeneración del disco intervertebral, además del envejecimiento, son: predisposición genética, trastornos en el aporte nutricional y de oxígeno como el tabaquismo y el estrés mecánico.

Síntomas de hernia de disco

Muchas personas con hernia de disco son asintomáticas. Su hallazgo suele ser casual en la Resonancia Magnética Nuclear.

La hernia de disco suele comenzar con un dolor agudo, repentino y violento. Según la ubicación de la hernia de disco, puede provocar dolor, entumecimiento, calambres o debilidad en un brazo (hernia discal cervical) o una pierna (hernia discal lumbar).

Los síntomas de la hernia de disco incluyen los propios de la ruptura discal, dolor en la zona y otros provocados por la presión de la hernia sobre la médula o los nervios espinales.

La ciática es el resultado de la presión que ejerce la hernia de disco sobre los nervios espinales. La ciática es un cuadro de dolor intenso y continuo hasta el pie, que asocia debilidad muscular, hormigueo, calambres y sensación de entumecimiento.

Si la herniación es muy voluminosa y comprime todos los nervios, puede producir un síndrome de cauda equina o de cola de caballo.

síntomas de la hernia de disco

Síntomas de degeneración discal

Con el envejecimiento y la degeneración, los discos intervertebrales pierden la capacidad para realizar sus funciones normales de permitir los movimientos y absorber y trasmitir las fuerzas. Esto puede provocar dolor crónico de espalda e inestabilidad.

El síntoma más común de la enfermedad discal degenerativa es el dolor de espalda. El dolor de espalda provocado por la enfermedad degenerativa discal puede ser continuo o desencadenarse al inclinarse, levantarse y voltearse.

Tratamiento de la hernia de disco

En la mayoría de los casos, las hernias de disco se reabsorben y el dolor remite con tratamiento conservador en días o semanas.

Si el dolor persiste, debemos valorar el caso de manera precoz y plantear un tratamiento para eliminar la hernia de disco de manera eficaz.

Nuestros centros cuentan con la tecnología más innovadora para el tratamiento percutáneo de hernias discales sin necesidad de cirugía.

Tratamiento de la degeneración discal

El tratamiento de primera línea es generalmente conservador. Las modificaciones del estilo de vida, como la pérdida de peso, el abandono del tabaquismo y una adecuada higiene postural, pueden ayudar a reducir el estrés en la columna vertebral y desacelerar la degeneración.

Si el paciente padece dolor crónico de espalda que limita su calidad de vida, tratamientos como las infiltraciones o bloqueos del espacio epidural o las facetas articulares, pueden ser eficaces. La radiofrecuencia o rizólisis facetaria ha demostrado que proporcionan alivio del dolor crónico lumbar hasta por un año.

Los tratamientos de medicina regenerativa, como el plasma rico en factores de crecimiento pueden frenar el avance del desgaste de los elementos de la espalda, favoreciendo la restauración de los tejidos y articulaciones.

El plasma rico en factores de crecimiento se obtiene de la sangre del propio paciente, sus efectos secundarios son, por lo tanto, inexistentes y sus beneficios están ampliamente estudiados en patología degenerativa osteomuscular y articular.

Nuestros centros apuestan por la utilización de la medicina regenerativa y plasma en la patología de degeneración discal de la columna.

El tratamiento quirúrgico consiste en extirpar el disco afectado (discectomía) con o sin fusión espinal. La parte de fusión de la cirugía reducirá además el movimiento en el segmento de la columna vertebral dañada. La opción quirúrgica debe de considerarse si los tratamientos anteriores han fracasado.

¿Cuándo acudir al médico si tengo hernia discal o degeneración discal?

Debemos acudir al médico de la Unidad del dolor si los síntomas, de hernia discal o degeneración discal, se prolongan más de 3 meses o si los episodios de dolor son muy frecuentes.

Prevención del dolor crónico por hernia discal o degeneración discal

La prevención del dolor crónico por hernia discal o degeneración discal van encaminadas a reducir los factores que influyen en la degeneración del disco intervertebral y la aparición de hernia discal: evitar el sobrepeso, higiene postural adecuada, evitar el estrés mecánico a la hora de levantar pesos, mantener una vida activa con ejercicio de bajo impacto de manera regular, evitar el sedentarismo, etc.

tratamiento y prevención de la hernia de disco

contacta con nosotros