DOLOR DE HOMBRO

¿Qué es el dolor de hombro?

El dolor de hombro es el dolor que se produce en la articulación del hombro o en estructuras osteomusculares cercanas.

El dolor de hombro es un síntoma común de diversas enfermedades y lesiones. El dolor de hombro puede responder a problemas musculares, ligamentosos, óseos, cartilaginosos e incluso nerviosos.

El dolor de hombro es una de las consultas médicas más frecuentes, y llega a afectar al 25% de la población en algún momento de la vida. Es más frecuente en personas de edad avanzada o que realizan trabajos pesados

¿Por qué tengo dolor de hombro?

El hombro es la articulación con más movilidad de todas las existentes en el organismo y por ello, la más propensa a lesionarse. El hombro está formado por varias articulaciones, junto con un número importante de músculos y tendones, llamado manguito de los rotadores. Todas estas estructuras se pueden lesionar y producir dolor.

El hombro es la articulación que se luxa con más frecuencia y especialmente en personas jóvenes y deportistas.

Los deportes y trabajos que conllevan movimientos repetitivos por encima de la cabeza son los más propensos a padecer dolor de hombro.

Persona con dolor de hombro

Síntomas de dolor de hombro.

El síntoma principal y el más importante es el dolor. Puede ser intenso e incluso invalidante. Puede localizarse en el hombro o irradiarse al brazo y la escápula. El dolor de hombro se suele acompañar de pérdida de movilidad y rigidez.

Este dolor suele ser más intenso por la noche, sobre todo al dormir sobre el brazo y mejora después de moverlo suavemente.

El dolor de hombro puede dificultar ampliamente el desarrollo de actividades cotidianas, como peinarse o vestirse, y generar un alto impacto sobre la calidad de vida de las personas.

Causas del dolor de hombro

Causas de dolor de hombro.

El 90% de los casos se debe a problemas localizados alrededor de la articulación: en los ligamentos, los músculos, los tendones o en las bursas, y solo en el 10% el dolor se produce dentro de la articulación (intrarticular).

  • Luxación o dislocación de hombro, ocurre cuando el húmero sale de su sitio y se separa del hombro. El hombro es la articulación que se luxa con más frecuencia y especialmente en personas jóvenes y deportistas.
  • Esguince de hombro, cuando los ligamentos se desgarran
  • Bursitis de hombro, inflamación de estructuras que se encuentran ubicadas entre tendones y hueso para disminuir la fricción.
  • Desgarre del manguito rotador, los tendones del manguito rotador pueden inflamarse a causa del envejecimiento y del uso frecuente. Los deportes y trabajos que conllevan movimientos repetitivos por encima de la cabeza son los más propensos a padecer esta enfermedad.
  • Hombro congelado, el movimiento del hombro esta muy limitado a causa de la formación de tejido cicatricial dentro de la propia articulación. Es una enfermedad muy dolorosa y muy limitante.
  • Fracturas y traumatismos.
  • Artritis, enfermedad causada por el desgaste natural del cartílago del hombro.

¿Por qué sigo con dolor si me han operado del hombro?

En ocasiones, la intervención quirúrgica del hombro no soluciona el problema del dolor de hombro, incluso en algunos pacientes los dolores empeoran.

Los dolores crónicos de hombro son muy incapacitantes y pueden dificultar ampliamente el desarrollo de actividades cotidianas, generando un alto impacto sobre la calidad de vida de las personas.

En Edolor, Unidad del dolor de Euskadi, disponemos de múltiples tratamientos para el control del dolor de hombro, recuperando la funcionalidad y mejorando la calidad de vida del paciente.

Tratamiento del dolor de hombro

El tratamiento médico se basa en tres pilares:

Tratamiento farmacológico, con analgésicos y antiinflamatorios, ayudan a controlar el dolor y mejorar la movilidad.

Tratamiento rehabilitador, cuando el dolor es menos intenso. Este tratamiento consiste en la realización de ejercicios que mejoran la movilidad del hombro. Se deben realizar con asiduidad y de manera progresiva, sin provocar dolor.

Inyecciónes o infiltraciones con anestésicos locales, corticoides o viscosuplementación con ácido hialurónico en el hombro. Las inyecciones o infiltraciones producen una rápida mejoría de los síntomas, lo que facilita la realización de los ejercicios de rehabilitación.

Otra opción es la utilización de plasma rico en factores de crecimiento o células madre que permite, mediante la utilización de sangre del propio paciente, restaurar, revitalizar y regenerar los tejidos de la articulación reduciendo la progresión de la enfermedad degenerativa o restaurando la lesión aguda.

En los casos más avanzados o ante la falta de eficacia de tratamientos quirúrgicos, se pueden destruir, mediante radiofrecuencia o rizólisis, selectivamente los nervios encargados de recoger la información sensitiva de la articulación del hombro manteniendo su funcionalidad y evitando la transmisión del dolor.

La opción quirúrgica debemos plantearla si los tratamientos médicos o mínimamente invasivos no han sido eficaces.

contacta con nosotros