¿Es bueno andar para la ciática?

andar es bueno para ciatica

En general, caminar puede ser beneficioso para la ciática, pero depende de la gravedad y la causa subyacente del problema. En muchos casos, el ejercicio suave como caminar puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la flexibilidad, pero siempre es importante consultar con un profesional de la salud para obtener consejos específicos para tu situación.

Alivio ciática: caminar es beneficioso

El beneficio del caminar para la ciática puede variar según cada persona. Comenzar con caminatas cortas y suaves puede ser útil para ver cómo responde tu cuerpo. Generalmente, iniciar con caminatas de 10 a 15 minutos y luego aumentar gradualmente la duración puede ser beneficioso. Escuchar a tu cuerpo y detenerte si sientes dolor es clave. Además, consultar a un profesional de la salud para obtener orientación específica puede ser muy útil.


Evita errores con ciática

Uno de los errores comunes es intentar ignorar el dolor y no buscar atención médica. Otro error es el exceso de reposo en lugar de realizar ejercicios suaves que puedan ayudar a aliviar el dolor y mejorar la flexibilidad. También, auto medicarse sin consultar a un profesional de la salud puede ser riesgoso. Es esencial obtener un diagnóstico preciso y seguir las recomendaciones médicas para manejar adecuadamente la ciática.

El diagnóstico de la ciática suele comenzar con un historial médico detallado y un examen físico realizado por un médico. Además, pueden utilizarse pruebas de diagnóstico como resonancias magnéticas o electromiogramas para confirmar el diagnóstico. Los síntomas típicos de la ciática incluyen dolor en la parte baja de la espalda que se irradia hacia una o ambas piernas caracterictisticamente en el recorrido de un nervio, los más frecuentemenete afectados serían las raíces L5 hasta empeine y dedo gordo y S1 hasta talón, planta y dedo pequeño, entumecimiento, debilidad muscular o sensación de hormigueo en la pierna afectada. Si experimentas estos síntomas, es crucial buscar atención médica en un centro especializado en medicina del dolor para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento personalizado. En EDOLOR unidad dolor de Bilbao y Vitoria somos especialistas en el alivio del dolor por ciática, acude a uno de nuestros centros y solicita una valoración, existen multiples herramientas para el alivio de dolor por ciática.


Ejercicio vs. reposo: ¿qué es mejor para ciática?

En la mayoría de los casos, el reposo prolongado no es recomendable para la ciática. El ejercicio suave y específico, como caminar, estiramientos suaves o ejercicios recomendados por un fisioterapeuta, suele ser más beneficioso para aliviar el dolor y mejorar la flexibilidad. El reposo prolongado puede empeorar la rigidez y debilitar los músculos, así que encontrar un equilibrio con la actividad física adecuada suele ser más beneficioso.

Algunos ejercicios suaves que podrían ayudar con la ciática, pero es fundamental hablar primero con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier programa de ejercicios:

  1. Estiramiento del nervio ciático: Acostado de espaldas, levanta una pierna hacia arriba, manteniendo la rodilla recta. Sostén la parte posterior del muslo y siente el estiramiento en la pierna. Mantén durante 20-30 segundos y cambia de pierna.
  2. Estiramiento de piriforme: Acostado de espaldas, cruza una pierna sobre la otra y lleva las rodillas hacia el pecho. Sostén durante 20-30 segundos y cambia de pierna.
  3. Estiramiento del gato-vaca: A cuatro patas, alterna entre arquear la espalda hacia arriba como un gato y luego bajar el abdomen hacia el suelo, curvando la espalda hacia abajo.
  4. Puente de cadera: Acostado boca arriba, dobla las rodillas y levanta la cadera hacia arriba, manteniendo los hombros en el suelo.
  5. Ejercicios de fortalecimiento abdominal: Realizar ejercicios que fortalezcan los músculos abdominales puede ayudar a mantener una mejor postura y reducir la presión en la espalda baja.

Recuerda, estos ejercicios deben hacerse con suavidad y sin provocar dolor. Detén cualquier ejercicio si sientes molestias y consulta a un profesional para obtener una guía más específica. Para ampliar la información sobre nuestro tratamiento dolor de ciática visita esta sección.

Consejos para tratar la ciática

Aquí hay algunos consejos generales para tratar la ciática:

  1. Acude a una consulta médica: Busca la orientación de un profesional de la salud para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.
  2. Realiza actividad física suave: Ejercicios específicos recomendados por un fisioterapeuta pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la flexibilidad.
  3. Aplica calor o frío en la zona de dolor: La aplicación de compresas calientes o frías puede proporcionar alivio temporal del dolor.
  4. Mejora tu postura corporal: Mantener una postura adecuada al estar sentado, de pie o acostado puede ayudar a reducir la presión sobre el nervio ciático.
  5. Descansa de la postura con regularidad: Si tu trabajo requiere estar sentado por largos períodos, toma descansos frecuentes para estirarte y moverte.
  6. Medicación: Bajo la supervisión médica, se pueden recetar analgésicos, antiinflamatorios o neuromoduladores para ayudar a controlar el dolor.
  7. Masajes, rehabilitación o terapia de manipulación: El alivio a través de masajes terapéuticos, rehabilitación o manipulaciones por parte de profesionales capacitados.

Recuerda, estos consejos pueden variar según la gravedad y la causa subyacente de tu ciática, así que siempre es mejor buscar orientación médica específica para tu caso.

 

Tratamiento para la ciática en la clínica Edolor 

En EDOLOR unidad dolor de Bilbao y Vitoria somos especialistas en el alivio del dolor por ciática, si los consejos generales anteriores no te han ayudado acude a uno de nuestros centros, nuestros especialistas te ayudarán a calmar tu dolor.

Los tratamientos disponibles desde la unidad del dolor para el alivio del dolor crónico por ciática pueden incluir:

  1. Inyecciones epidurales: Se administra medicación directamente en el espacio epidural alrededor del nervio ciático para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  2. Bloqueos nerviosos: Se puede realizar un bloqueo nervioso para interrumpir temporalmente la señal de dolor que se transmite a lo largo del nervio ciático.
  3. Radiofrecuencia pulsada: Se aplica energía de radiofrecuencia para calentar los nervios y reducir la transmisión de señales de dolor.
  4. Estimulación nerviosa eléctrica: La neuroestimulación puede utilizarse para interferir con las señales de dolor enviadas por el nervio ciático.
  5. Tratamiento de hernias discales con láser: Se utiliza una fibra laser muy fina para acceder al disco, eliminar la hernia y descomprimir el nervio.

Estos procedimientos deben ser realizados por especialistas en unidades del dolor acreditados por las sociedades científicas y se consideran cuando otras opciones no proporcionan un alivio adecuado.

Comparte este artículo

Otros artículos que te podrían interesar