Dolor de riñones vs dolor lumbar ¿Cuáles son las diferencias?

dolor lumbar vs dolor de riñones

¿Cuál es la diferencia entre el dolor lumbar y el dolor de riñones?

El dolor lumbar y el dolor de riñones pueden presentar síntomas similares, pero tienen causas diferentes y a menudo se pueden distinguir por la ubicación y características del dolor. 

En el siguiente artículo vamos a explicar las diferencias fundamentales entre el dolor lumbar y dolor de riñones.

Dolor Lumbar, ¿Por qué me duelen las lumbares?

El dolor lumbar se localiza en la parte baja de la espalda, en la región lumbar. Generalmente se siente a ambos lados de la columna vertebral y puede extenderse hacia los glúteos o muslos. El dolor lumbar cambia a lo largo del día y se modifica con el movimiento y las posturas.

Las CAUSAS más frecuentes del dolor lumbar son:

    1. Procedentes de la parte ósea y ligamentosa de la COLUMNA LUMBO-SACRA:
      • Dolor de la propia vertebra, por ejemplo, fracturas vertebrales por osteoporosis o traumatismo.  
      • Dolor del disco intervertebral. Los discos intervertebrales degeneran con el paso del tiempo dando lugar a protusiones, hernias, etc.
  • Dolor de las articulaciones intervertebrales, denominadas articulaciones facetarias, que degeneran con el tiempo a causa de la artrosis. 
  • Estrechamiento del canal espinal, dando lugar a estenosis de canal y afectación de raíces espinales. 
  • Dolor de la articulación de la columna con la pelvis: Dolor de la articulación sacroiliaca, que degenera con el tiempo sobre todo por la artrosis. 
  1. Procedentes de los MÚSCULOS que soportan la columna: los músculos más frecuentemente afectados son el MÚSCULO CUADRADO LUMBAR y el PSOAS-ILIACO. 

 

Dolor de riñones

El dolor de riñónes se siente en la parte baja de la espalda, pero está más centrado hacia un lado del cuerpo, dependiendo de que riñón duele. Se siente en la zona de los riñones, justo debajo de las costillas, y puede irradiarse hacia el abdomen y la ingle. Es un dolor VISCERAL, suele ser constante y no suele cambiar con el movimiento, aunque puede variar de intensidad y estar asociado a nauseas, fiebre y cambios en la micción

Las CAUSAS más frecuentes del dolor de riñones son:

  1. Infecciones del tracto urinario.
  2. Cálculos renales (piedras en los riñones).
  3. Enfermedades renales como la nefritis o la pielonefritis.

 

¿Cómo saber si mi dolor es lumbar o de riñones?

Una adecuada historia clínica y exploración por parte del médico especialista ayudará a orientar el diagnóstico de dolor lumbar o dolor de riñones.

La confirmación del diagnóstico se completará con pruebas de imagen o analíticas que su médico le solicitará según considere oportuno.

En EDOLOR podemos ayudarte a diferenciar el origen del dolor y te acompañaremos a conocer el origen de tu dolor y darle un tratamiento personalizado.

 

Además, cada dolor presenta sus propios síntomas asociados: 

El dolor lumbar se localiza en la parte baja de la espalda o región lumbar. Generalmente el paciente lo refiere a ambos lados de la columna y puede extenderse hacia los glúteos o muslos. El dolor lumbar es cambiante a lo largo del día y se modifica con el movimiento y las posturas.

El dolor de riñón se localiza en la parte baja de la espalda, pero se siente hacia un lado del cuerpo, hacia el lado del riñon enfermo. El paciente lo refiere justo debajo de las costillas, y puede irradiarse hacia el abdomen y la ingle. Es un dolor VISCERAL, suele ser constante y no cambia con el movimiento aunque puede variar de intensidad y estar asociado a nauseas, fiebre y cambios en la micción

Las pruebas de imagen, nos darán una aproximación real de la causa del dolor. Desde EDOLOR tramitamos las pruebas pertinentes desde una resonancia magnética, un escáner (TAC) y pruebas analíticas si fuesen necesarias. 

  • Lumbares doloridas ¿Qué hacer para aliviar el malestar?
  • Tu equipo de EDOLOR te dará la hoja de ruta y las pautas a seguir de tu lumbalgia, desde los tratamientos menos invasivos:
    1. Descanso y postura adecuada: Descansar cuando el dolor es agudo puede ser beneficioso, pero el reposo prolongado puede empeorar el dolor. Mantén una postura adecuada al estar de pie, sentado o levantando objetos para reducir la presión sobre la espalda.
    2. Aplicación de calor o frío: Las compresas calientes pueden ayudar a relajar los músculos tensos, mientras que la aplicación de hielo puede reducir la inflamación.
    3. Ejercicio suave: Actividades como caminar, nadar o realizar ejercicios de estiramiento pueden fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la flexibilidad, reduciendo el dolor lumbar crónico.
    4. Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios específicos para fortalecer la espalda y mejorar la movilidad, así como ofrecer técnicas de estiramiento y masajes para aliviar la tensión.
    5. Medicación: Los analgésicos, los relajantes musculares por vía oral o transdérmica pueden ayudarte a controlar tu lumbalgia. Tu equipo de EDOLOR diseñará tu tratamiento medicamentoso que te ayude en tu proceso. 
  • Hasta técnicas mínimamente invasivas como, por ejemplo: 
  1. Las infiltraciones epidurales, vía caudal, interlaminar o a nivel transforaminal. 
  2. Los bloqueos facetarios sobre las articulaciones vertebrales posteriores. 
  3. Bloqueo sobre la articulación sacroiliaca
  4. Técnicas de radiofrecuencia o rizólisis sobre los nervios, ganglios, discos… implicados en el dolor. 
  5. Infiltraciones sobre los músculos que originan el dolor.  

¿Quieres saber más sobre el tratamiento del dolor lumbar? Visita esta sección.

¿Necesitas ayuda con tu dolor lumbar? Contacta con Edolor.

Comparte este artículo

Otros artículos que te podrían interesar